Seleccionar página

SEMANA 20

La misión de Fundación Kapüy es brindar ayuda a los infantes que, a consecuencia de la situación que vivimos en Venezuela, no cuentan con los recursos para alimentarse como requieren, por eso, la directora de la organización, Daniela Olmos trabaja incansablemente, para minimizar el mayor número de casos de desnutrición.

Lunes: teniendo en consideración que el estado de salud de Baby Olivia ha estado delicado por la aparición del tumor en el corazón, todavía continúa hospitalizado, bajo los cuidados de los médicos.

Recordemos que el pasado 18 de mayo, se complicó a consecuencia de un infarto, por lo que ese mismo día fue conectada urgentemente a equipos especiales para estabilizarla.

En este sentido, mañana el pequeño Jhaiser será recluido al centro asistencial, ya que el miércoles va a ser intervenido quirófano, para la operación de la bolsa ileostomía y pielonefritis que presenta (infección en los riñones).

Además, Daniela realizó la acostumbrada visita a uno de los hospitales de Maracay, para corroborar cómo va el avance nutricional de los niños que pertenecen a Kapüy.

Entregó varios conjuntos de ropa a Mathías, Andrea, Lucía, Monzerrat, Camila y María Alejandra, así como también, cuatro pediasure, pañales, chupones y dos alimentos nutricionales, para palear la desnutrición que presentan los niños.

Martes: luego de estar cinco días de reposo en la fundación, hoy nuevamente Jhaiser fue recluido al Hospital, para la realización de los exámenes post-operatorios, puesto a que mañana va a ser sometido a la cirugía, que requería hace más de dos meses.

Vale recordar, que él llegó a Kapüy con una desnutrición severa, es decir; con 9 kilogramos, peso que para sus 4 años de edad no era acorde, además, tenía adherido una bolsa de colostomía, la cual debía retirarse.

Gracias a sus donaciones, especialmente a la de un venezolano en el extranjero, quien desde que tuvo conocimiento de la emotiva historia, asumió el noble compromiso de costear todos los gastos médicos de Jhaiser.

También, aupamos la indetenible labor de nuestra fundadora, Daniela Olmos, quien es un pilar fundamental en este proceso, porque diariamente ha estado de cerca vigilando su avance.

Por otro lado, realizamos un mercado de verduras como papa, zanahoria, tomate, cebolla, ají, cilantro y demás legumbres, así como también, carne, pollo, frutas y pan. Todo ello para alimentar a los niños que hacen vida en nuestra sede.

Además, se le entregó a la mamá de Moisés un pequeño mercado, que contenía cinco enlatados de espagueti con carne molida, cinco productos de variadas cremas, una lata de sardinas, un envase de agua oxigenada de 500 miligramos, un antibiótico y ocho gasas.

Como todos los días, visitamos uno de los hospitales de Maracay, para dar seguimiento minucioso al estado de salud de cada uno de los niños y adicionalmente, donamos un tetero a Baby Camila.

Miércoles: un día triste, porque mientras cumplíamos con nuestras labores, recibimos la lamentable noticia de que Baby Olivia había fallecido a consecuencia de un paro respiratorio, el cual no resistió, pese a las reanimaciones.

Después de tantos meses, hoy podemos decir que el pequeño Jhaiser fue operado, saliendo victorioso de la cirugía, a pesar de que fue un poco complicada. Perdió mucha sangre, por lo tanto, tuvo que recibir una transfusión de sangre.

Los médicos tratantes, manifestaron que por motivos post-operatorios, no puede ingerir líquido ni alimentos sólidos hasta este sábado. Mientras, recibirá sueros intravenosos y antibióticos.

Viernes: entregamos a la señora Andrea, madre de Moisés, un mini mercado conformado por harina pre-cocida, pasta, compotas, enlatados de granos, cremas y pasta con carne. Además una crema antibiótica y varias gasas.

Con respecto al pequeño Jhaiser, continúa recuperándose satisfactoriamente luego de haber sido operado el pasado miércoles.